lunes, 13 de febrero de 2017

Tan extraños



Título: Tan extraños
Género: Romance
Pareja: AriYama  [Arioka Daiki x Yamada Ryosuke]
Fandom: Hey! Say! JUMP
Palabras: 485
Tipo: Drabble
Resumen: Las apariencias no siempre engañan
Notas: Tercero de mis drabbles de 14 de febrero,  no sé cuántos vayan a ser, pero serán AriYama, TegoMass, DaiZomu y probablemente ShoriKen

- El que vengas vestido así te hace más llamativo que cualquier otra cosa, Dai-chan.

- ¿Me estás llamando “cosa”? ¿Eso soy para ti? ¿”Una cosa”? ¿Soy un objeto? ¡Dios Mío! Ya sabía yo que solo era un objeto sexual…

- Daiki Arioka, espero seas consiente de que estas exagerando. Además en dado caso, yo sería el objeto sexual.

- ¿Qué quieres decir? Yo te amo. Y el que ama no puede ver al otro como objeto sexual. Si lo dices por nuestros roles sexuales, te he explicado que no importa que seas el pasivo, si solo me quieres por sexo, yo soy el objeto.

- ¡No digas cosas así, idiota! ¡No podemos ir hablando de eso en la calle! –Ryosuke corrió hacia el campo de futbol.

Daiki soltó una risita y se fue a sentar en las pequeñas gradas. Ese día el menor de los dos tenía por primera vez un partido de futbol. Hacía mucho que no jugaba como un equipo, y le había pedido al mayor que lo acompañara en vista de que quería el apoyo de la persona que más quería… y desesperaba al mismo tiempo.

Según Chinen su relación era muy extraña, todos sabían lo mucho que se querían y que si se separaban los dos sufrirían mucho, pero no actuaban como una típica pareja acaramelada “Si me lo preguntas parecen dos compañeros de clase y no una pareja”, pero luego admitía que nadie podía lograr la brillante mirada de Yamada con tanta naturalidad como lo hacía Daiki y tampoco nadie era capaz de avergonzar a Dai-chan con un simple besito en la mejilla, no en plan juguetón sino más bien cariñoso. “Hay diferencias, que obviamente solo yo puedo ver”.

Yamada había hecho la afirmación de la vestimenta de Daiki porque este se había puesto una falda, y una peluca rubia peinada en dos coletas; ropa demasiado femenina, Daiki explicó que así pasaría desapercibido y en dado caso, diría que era novia de un jugador.

- Lo cual no es mentira –Había afirmado Daiki.

- Lo es si recordamos que hay algo que cuelga entre tus piernas, que hace que no puedas ser mi “novia”.

- No dejaré que eso se note, el punto es que soy tu pareja.

El travestirse no era problema para Daiki, ni tampoco el celebrar animadamente las buenas jugadas de su novio, simplemente quería demostrarle su cariño, y vestido de esa forma no se sentía tan raro de andar de la mano de él, emocionarse a su lado o actuar más “meloso”… Aunque todo el tiempo pensó que era tentador (y mejor idea) hacer que Yamada usara la falda de vez en cuando.

Tal vez el próximo 14 de febrero, cuando no tenga que jugar un partido de fútbol. Si, tal vez. O el que sigue, o el que le siga a ese, no es como si existiera forma de que terminaran su extraño noviazgo.






2 comentarios:

  1. AAAYYY por dios sigue escribiendo de esta pareja. Me encanta como escribes y el ariyama!!! >_<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucho gusto que haya más fans de esta bonita pareja <3
      Gracias por leer y comentar! ¡Tengo en mente una historia más para estos días~!

      Eliminar